Sexo en la antiguedad

Sólo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y de la segunda no me acuerdo. La sentencia es del cineasta.
Table of contents



El sexo tradicional realizado cuando ya tenía la menopausia la mujer no se consideraba un pecado pues afirmaba que existía la posibilidad de que obrase el milagro de procrear.

¦¦ SEXO ANAL ¦¦ Desde la antigüedad hasta el TABU actual ¦¦

A las mujeres medievales se las educaba para desempeñar papeles eminentemente pasivos: La mujer en el matrimonio nunca buscaba al hombre y era raro que se iniciara la relación con juegos eróticos o que la mujer respondiera de manera activa. La mujer medieval debía solo recibir y aceptar.

come capire se un iphone 7 Plus e originale

6 descomunales cosas sobre el sexo en la antigüedad que no podrás creer - VIX

El adulterio era considerado un delito, pero dependía del sexo que lo provocase. Era considerado una deshonra de tipo religioso, puesto que atentaba contra la santa institución del matrimonio y alteraba el normal funcionamiento del orden social al aparecer la figura del bastardo. El adulterio no era igual si lo realizaba el hombre que la mujer, siendo peor visto en la mujer. Posteriormente, la figura del adulterio sería regulada por el Derecho Castellano antiguo.

Si lo has hecho, haz cuarenta días de penitencia con pan y agua. Si lo has hecho, treinta días de penitencia. Si tienes esposa, e hiciste esto una o dos veces, diez años de penitencia. La barraganía era un contrato de amistad y compañía entre un soltero o clérigo con una mujer soltera y cuyas principales características se basaba en la permanencia y la fidelidad.

Se denomina barragana a la amiga o prostituta que vive con el hombre en casa. Si seguimos muchas crónicas, nos señalan la existencia de esta figura en muchos casos del clero, que vivían de forma secreta en la misma casa. Era una figura similar a la que conoceremos como la ama de cura del pueblo. La prostitución era un pecado para la Iglesia, puesto que significaba la fornicación, pero acabó siendo reconocida por la Iglesia y por otros sectores como un mal necesario. Se argumentaba que los hombres buscasen relaciones sexuales con prostitutas, servía para proteger a las mujeres respetables de la seducción o de la violación.

Era habitual, que los prostíbulos y las mancebías estuvieran situados en los extramuros de las ciudades.

#7 El emperador con costumbres más extrañas

En aquellos momentos históricos, había mucho miedo a la extensión de pandemias. Tenía entonces Fue el rey Jaume II en el año el que ordena constituir este barrio en los extramuros de la ciudad y cerca de la morería. Valencia era una ciudad en esa época, que se distinguía por su potente comercio y se daba la convivencia de distintas culturas, siendo conocido el siglo XV como el siglo de Oro de Valencia.


  1. Subastas de mujeres y la importancia de la virginidad;
  2. paginas para conocer personas en mexico;
  3. cuento infantil en ingles!

Se constituyo todo un barrio, en el año , para asentarse en el toda la prostitución de la ciudad. Eran casas de un solo piso y sus exteriores estaban adornados de flores y de farolillos de colores. Las prostitutas esperaban sentadas y bien vestidas y maquilladas a sus clientes. En esta doble moral que desarrollaba la Iglesia, cambiaba en Semana Santa donde todas las prostitutas eran encerradas en el llamado convento de las Arrepentidas y se les intentaba convencer para que dejaran la profesión con evidente poco éxito.


  1. pedraza velas entradas 2018;
  2. Podcast 58 – Sexo en la antigüedad | La escóbula de la brújula | T02 E36 | Podium Podcast.
  3. Formulario de búsqueda.

Los jurados de la ciudad eran los encargados de cumplir la ordenanza sanitaria por la que se intentaba por todos los medios evitar que surgieran enfermedades contagiosa. Sigismundo Caval que era embajador de Venecia relata lo siguiente: A pesar de esto, la vida de las prostitutas no era sencilla y estaban totalmente expuestas.

Veamos tres textos que describían el lupanar de Valencia. Y sin embargo, nadie es ofendido por otro. Si no lo hubiese visto con mis propios compañeros y en compañía de los ilustres mercaderes de Revenburg, difícilmente lo hubiera creído. Tienen sus casitas adornadas y provistas de buena ropa. Allí hay tabernas y casas de comidas. Por el calor no se puede allí ver de día y hacen de la noche día: La homosexualidad podía ser castigada con la muerte y otras consecuencias podrían provocar mutilaciones, arder en la hoguera.

Si la homosexualidad se daba en el sacerdocio y eran descubiertos en el momento, eran colgados de una jaula suspendida y les hacían morir por hambre. Se condenó a morir ahogada en el año a Katherina Hetzeldorfer en el río Rin a su paso por la ciudad de Espira por ser declarada lesbiana. También existe la masturbación femenina, pero ésta procura ser ocultada y los traductores de textos omitían los pasajes que hacían referencia a la misma.

A pesar de esto, sí había un cierto morbo en conocer las relaciones lésbicas en los conventos. Para comparaciones y divagaciones al respecto es de gran ayuda el libro de Vicki León , afincada en California pero gran amante del Mare Nostrum y sus inspiradoras islas.

Pimienta y miel para aumentar el placer

Claro que eso no era nada comparado con aquello que tenía lugar en las piscinas: Que los hombres no saben qué hacer con los misterios de la anatomía femenina tampoco es nuevo. Sin embargo, algo sí hemos aprendido, aunque sólo sea gracias a los avances de la ciencia y la medicina, y es que en esto les sacamos ventaja a griegos y romanos. Es conocida la especial admiración de los griegos por las nalgas, tanto masculinas como femeninas inventaron la democracia, al fin y al cabo.

El cuerpo humano, al menos en su interior, estaba totalmente inexplorado, y todo lo que de él se decía eran conjeturas. En tales casos, y con la cantidad de lugares susceptibles de ser besados que ofrece el cuerpo humano, tampoco es cuestión de forzar. Menos mal que el séptimo arte le ha devuelto al beso su trono presidencial en lo que a muestras de cariño se refiere, copando con memorables ósculos la gran pantalla, como bien supo ver Giuseppe Tornatore. Sodoma es de las pocas ciudades que se ufana de llevar como nombre lo que entonces era un delito.

No obstante, cuando el sexo anal se practicaba en el adulterio, la ley contemplaba una curiosa penalización: En Titania Compañía Editorial, S. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

Procreación, placer y castigo: costumbres y prácticas sexuales de la antigüedad

Alma, Corazón, Vida Viajes. Pintura erótica de un fresco pompeyano. Autor Marta Jiménez Serrano Contacta al autor. Tiempo de lectura 6 min. Alma, Corazón, Vida.